sábado, 21 de septiembre de 2013

Lágrimas...





Lágrimas que lamen mi piel como antes lo hacía tu lengua,
lágrimas que brotan de dolor y no de placer...

Lágrimas que llevan implícita una despedida infinita.




Gracias por  arrojarme al abismo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada